martes, 29 de octubre de 2013

Que no le pase a la España con ETA como cuando Blas de Lezo derrotó a los británicos

¿Esperanza Aguirre quiere ser nuestra Le Pen?
ETA ha perdido. La sentencia del Tribunal de Estrasburgo es la prueba. Escribe en El País Francisco Mercado (Cuando la democracia derrotó a ETA), y no hace falta más que este párrafo para darse cuenta de la enormidad de su derrota. No es que no lo supiéramos, pero no se puede decir más claro:
"¿Es un honor volver a Euskadi en el mismo tren que el violador del pueblo al calor de los efectos provocados por la sentencia sobre la doctrina Parot?".



La única forma de que ETA derrote a la democracia (o a España, como prefieran) es que una parte importante de la sociedad interiorice que ha sido derrotada. Para eso se necesitan periodistas irresponsables y políticos irresponsables. Tomemos las insidias de Esperanza Aguirre en ABC: "podemos imaginar que ese tribunal [el de Estrasburgo] ni es tribunal ni es nada, y sus magistrados pues lo mismo")
No es la única, Esperanza, pero sí significativo porque amaga con presentarse como candidata a presidenta del Gobierno en nada que los votantes le den la espalda a Rajoy. ¿La candidata de los supuestamente derrotados por ETA, la candidata del rencor hacia Zapatero y ahora también hacia Rajoy?
Ella y sus periodistas están creando el caldo de cultivo para que los demócratas nos pensemos (aunque no lo hayamos sido) derrotados por ETA.
Blas de Lezo
(Terminaba de leerme El día que España derrotó a Inglaterra del que fuera senador colombiano Pablo Victoria mientras me llegaban los ecos de la sentencia de Estrasburgo. El almirante Blas de Lezo -uno de los grandes olvidados de la historia española aunque se está empezando a reivindicar su figura- derrotó a una flota naval inglesa en América como la que no se vería surcar los mares hasta la II Guerra Mundial, pero tan buenos propagandistas tenía la Pérfida Albión y tan malos la Monarquía Española que durante siglos los británicos tomaron su desastre por victoria. Que no nos pase algo parecido con ETA, solo que los buenos propagandistas de ETA resulten ser los que la combaten. O los que quieren hacer negocio con los que la combatieron).
De los presidentes de dos asociaciones de víctimas de ETA que sí han acatado la sentencia de Estrasburgo decía uno, cuyos miembros recibían un homenaje en Valencia ese mismo día de la manifestación en Madrid: “Prefiero recibir el calor de la gente directamente a pasar un mal rato criticando actuaciones que no deberíamos criticar”, ha afirmado Zaragoza. El otro, Joaquín Vidal sí la secundó: “Es una convocatoria positiva; estar acompañado y sentir el apoyo del pueblo en el duelo es algo maravilloso”.
Quizá es lo necesitan las víctimas del terrorismo: que las acompañemos en su duelo, que recordemos a sus muertos que son los de todos, pero con la tristeza alegre del que sabe que, a pesar de lo sufrido, al final ha ganado. Ese era el mensaje que Rajoy, como presidente de todos los españoles, debía haberles transmitido a los que se concentraron en Madrid. En primero fila, con ellos. Pero que no quiso o no pudo (cuánto tardará en España en formarse un partido a la derecha del PP con las Esperanzas y los Marianos) transmitirle a los españoles.
Votar esta anotación en Bitácoras.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La historia completa y rigurosa de la acción de Blas de Lezo en Cartagena de Indias en www.labatalladecartagenadeindias.com

Jaime Parra dijo...

Me lo apunto, parece muy interesante. ¿Qué le pareció el libro de Pablo Victoria?
Un saludo, Jaime Parra