jueves, 26 de noviembre de 2009

Periodismo único, editorial común

El periodismo local a veces simple y llanamente es una rendición. O varias. Y alguna vez hablaré de ellas.
Uno piensa, o pensaba, en la libertad que da escribir en un diario nacional o regional. Bien, en Cataluña hay muchos periódicos regionales o, si les hacemos caso, nacionales. Las renuncias son las mismas.


El editorial conjunto publicado por todos los periódicos catalanes demostró varias cosas, que no tienen porque ser excluyentes: en Cataluña se impuso hace tiempo el pensamiento único (protestar contra un Estatuto que tampoco contenta a los independentistas se convirtió en delito de lesa majestad), el periodismo es vocero, un altavoz, del Poder (no hablaremos aquí de fondos de reptiles, por desgracia ya no es al periodista al que se unta, sino al periódico con subvenciones: e igual que hablaré de las quiebras de la razón que supone dirigir un periódico local, hablaré largo y tendido de las subvenciones: desde el periódico hasta el artista pasando por cualquier peña festera). Cómo toma un periódico la decisión de publicar un editorial. La respuesta es sencilla y de manual. ¿Ningún periodista discrepa de la editorial? ¿Tendrá que buscarse la vida alejado del "oasis" como un Boadilla cualquiera?
Votar esta anotación en Bitácoras.com

1 comentarios:

Rubén dijo...

Insisto en mi vieja idea: la inteligencia es como la energía. Ni se crea ni se destruye. Conforma un inventario cerrado. Y como el número de seres humanos es cada vez mayor, y tienen que repartírsela todos, pues tocamos a menos.