lunes, 10 de septiembre de 2012

La cabaña del bosque: ¿hay tanta distancia entre Whedon, Williamson y Tarantino?

¿Se puede esperar algo novedoso y excitante de una película de terror de adolescentes con las hormonas desatadas de fin de semana en una cabaña en el bosque? ¿Y en la que los personajes son tan manidos como la virgen, el fumeta, el deportista, la rubia tonta cachonda (que resulta una morena tintada), el estudiante...?
En principio, nada. Pero confiesto que corrí a verla en el momento en que David López me dijo que el guión lo firmaba Joss Whedon (la serie Buffy Cazavampiros; la película Los Vengadores).

Con Joss Whedon, el director debutante Drew Goddard, pero no guionista debutante: suyos son capítulos de Buffy, de Ángel (también de Whedon), de Alias o Perdidos... dos maestros, en definitiva, del terror adolescente, salpicado de humor serie B, y de la ciencia ficción.
Sin desvelar nada del argumento (es una sorpresa, aunque hablar de sorpresas en el cine en 2012 quizá sea pecar de optimista), este se divide entre lo que le ocurre a los jóvenes en la cabaña y lo que pasa en una base ultrasecreta (íntimamente relacionada con la cabaña) con los personajes interpretados por Richard Jenkins y Bradley Whitford (sus diálogos y bromas, la del altavoz, por ejemplo, lo mejor de la película).
La cabaña del bosque (The cabin in the woods) es una comedia de terror muy consciente del cine de terror anterior (simplemente fantástica la burla del terror asiático) con un punto de ironía que recuerda a Scream, aunque llevada un poquito más lejos. A diferencia de Kevin Williamson, Joss Whedon no ama a estos personajes.
¿Hay tanta distancia entre lo que hace, cómo concibe el cine, Joss Whedon (¿el creador televisivo más importante de la década de los 90 y los primeros años del siglo XXI?) y Kevin Williamson (Scream) o Quentin Tarantino?


Votar esta anotación en Bitácoras.com

2 comentarios:

manipulador de alimentos dijo...

Una película esta 'La Cabaña del Bosque' tan desprovista de encanto y gracia que ni sus escasos momentos de humor e 'intriga' me dejan un recuerdo agradable. Un revoltijo de ideas: los realitys, las viejas películas de amigos en el bosque, no sé, será cosa mía. ¿Qué fue de 'La matanza de Texas'? Esa sí que era de humor y miedos :) Un saludo

Jaime Parra dijo...

Quizá porque soy muy fan de Whedon me entretuvo, pero cuando después leí la crítica rendida e, incluso, algunos insinuando que descargársela suponía que no se estrenara en España la mejor película de 2012 me pareció excesivo. Con Richard Jenkins y Bradley Whitford -al que le perdono cualquier papel- sí me divertí mucho.