domingo, 17 de abril de 2011

Endgame: otro policiaco estilo Mentalist o Castle


Endgame es una serie canadiense (en inglés) que va por el capítulo sexto de su primera temporada.
El protagonista, un ajedrecista brillante, recluido en un hotel, que no sale a la calle desde que asesinaron a su prometida frente a él.
Parte el protagonista de The Mentalist (al que recuerda en el físico), parte a Monk (por las rarezas), Arkadi Balagan resuelve misterios desde su hotel, aunque se bloquea al pensar en el asesinato de su prometida (insiste en que fue una venganza de Vladimir Putin).
Bien acompañado (buenos actores) por un joven aficionado al ajedrez, una limpiadora del hotel, la camarera, el jefe de seguridad y su cuñada, analiza los casos como si de una partida de ajedrez se tratara, utilizando el guionista el recurso de situar a Arkadi en distintas etapas de lo que ocurrió, inquiriendo al testigo, al sospechoso sobre lo que ocurrió y previendo el siguiente movimiento: unas escenas que se mueven entre la ironía y el absurdo y que quedan resultonas; sin embargo, los flashbacks de Arkadi besando a su chica o reviviendo el accidente no aportan nada y ya nos hemos acostumbrado a nuestra doble ración por capítulo.
Sin ser nada del otro mundo, no compite con The Killing sino con The Mentalist o Castle (aunque esta me ha gustado más), espero que haya una segunda temporada. La francesa Bracquo y la canadiense Endgame demuestran que no solo en Estados Unidos e Inglaterra se hacen buenos policíacos.

Votar esta anotación en Bitácoras.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Una serie que ha mejorada cada día, llegando a sorprender en los últimos capítulos por sus complejos dilemas y deducciones, "mentalist" no llega a las complejidades de esta serie, pues la deducción queda a espaldas del espectador -que debe confiar en las habilidades extraordinarias del héroe, sin descubrir nunca su mundo- o "Castle" que con un buen comienzo no llega a mantener la trama tibia ... un clásico en el estilo moderno y con seguridad una serie que ofrecerá sorpresas a más de alguno, que busque la seriedad sin trampas y la excentricidad sin límites de un genio.

Jaime Parra dijo...

Con el último capítulo me he quedado con ganas de mucho más. La sorpresa del año para mí. Protagonista, secundarios y un gran sentido del humor. Espero que en la segunda temporada, continúen así y no se centren excesivamente en el asesinato de su esposa. Castle me parece que ha mejorado en la última temporada. y Rizzoli & Isles, más de lo mismo, pero dos chicas, tampoco ha tenido un mal comienzo.
Un saludo