martes, 3 de julio de 2012

Walesa, la prensa y los futbolistas

Lech Walesa
El famoso Cuestionario de Proust (que no lo inventó, solo lo respondió) ha dado paso a una serie de cuestionarios en la prensa generalista en los que el periodista utiliza un tono de colegueo con el entrevistado que averguenza a lector, más acostumbrado a ese tipo de entrevistas en la prensa sensacionalista (y alguna deportiva). 

Así sucede en muchas de las entrevistas de Karmentxe Marín para El País (cito a esta periodista, aunque este tipo de cuestionario se ha vuelto un vicio común en la prensa dominical): el domingo con la hija del Juez Garzón: "¿Su padre es lo más de lo más?, ¿Se atrevería a pasear sin casco por el Tribunal Supremo?, ¿Se lo ligó por razones de seguridad o para que dirija su tráfico?, Les hace cruzar el salón por el paso de cebra...". Con María Garzón, no alcanzó las cotas que con Arantza Quiroga.
Este tipo de cuestionarios a lo Karmentxe Marín no sé si tratan de idiota a la vez al lector y al entrevistado. Han conseguido hacerme odiosa la contraportada de El País los domingos.
Un periodista que respeto, Luis Martín, ha entrevistado "En Tres Minutos y Medio" a los componentes de la Selección Española de fútbol. Preguntas tipo "¿Quién le ha dejado esa nariz a Belén Esteban? o ¿De qué trabajaba Pedro Picapiedra?" sorprenden por el poco fuste que tienen: lo caro que está el papel y preguntar tamaña tontería... Pero indigna, por ejemplo, la pregunta de quién era Lech Walesa. Parece querer decirle a la mayoría: "sois guapos, ricos, jóvenes, triunfadores, con unas novias buenísimas, pero en cuanto a cultura poca poca".
La Selección Española, Campeona de Europa
En la inmensa mayoría de los casos los periodistas ni rozamos el grado de excelencia que han demostrado estos futbolistas en lo suyo: aprendemos unos cuantos conocimientos de historia, política, relaciones internacionales... pero se podrían escribir cientos de libros sobre los disparates que firmamos sobre ciencia o economía. Tiene explicación, salvo grandes diarios de tirada nacional, falta especialización: un periodista tiene que echar la foto, cada vez más enchufar la cámara, acudir a una rueda de prensa de urbanismo, luego entrevistar a un autor del que no ha podido leerse la novela y más tarde acudir a una inauguración de un artista de vanguardia de un "ismo" que no ha tenido tiempo de mirar tan siquiera en Internet... 
Disculpas existen para nuestros errores cada vez más comunes, pero no deberían existir para esa prepotencia mezclada con la envidia. Quizá en el caso de la pregunta de Walesa mi reacción sea exagerada (tal vez no fuera la intención de un periodista que, repito, me gusta mucho como escribe: este por ejemplo: Las edades de la Roja), no lo creo en el caso de los cuestionarios de Karmentxe Marín domingo sí y domingo también.

Votar esta anotación en Bitácoras.com

2 comentarios:

especialización periodismo deportivo dijo...

La formación es muy importante para que los periodistas en las redacciones sean capaces de hacer entrevistas y reportajes de calidad, sin caer en superficialidades. En el caso del periodismo deportivo, por ejemplo, hay la opción de formación de máster o postgrado en algunas universidades, como la UIC en Barcelona, donde enseñan a los alumnos a no caer en tópicos y absurdidades. Es deporte, pero no una tontería!
Saludos,
Miriam

Jaime Parra dijo...

Hola Miriam
Me parece muy interesante, no solo en el periodismo deportivo, muchas veces no pasamos de los lugares comunes los periodistas
http://www.uic.es/es/periodismo-deportivo
Un saludo, Jaime