domingo, 6 de septiembre de 2009

Pagafantas, la mejor comedia española en tiempo

Mentiría si dijera que Pagafantas es la mejor película española del 2009 porque apenas veo cine español. Descontando a Trueba, Amenabar, Fresnadillo, Vigalondo o Balagueró, lo rehuyo como la peste.

No tiene nada que ver con la postura política de los actores que creían que su "no" a la Guerra de Iraq les estaba pasando factura: en Francia tenemos un ejemplo de un cine que lo mismo te hace una de terror, que de artes marciales, una comedia sesuda, una de época... sin complejos compiten con el cine Hollywood, otra cosa es que siempre lo consigan. También hay otras cinematografías como la taiwanesa o la surcoreana que hacen que los españoles parezca que graban con equipos de hacen un par o tres de décadas.
Pagafantas es una comedia adolescente a la manera norteamericana con momentos muy divertidos pero en el fondo triste. Todos, algunos más que otros, hemos sido alguna vez el Pagafantas para una chica, y en la primera secuencia (tras la explicación zoológica), con los amigos buscando un bar abierto en Bilbao un miércoles porque son los nuevos viernes, es realmente antológica. Además, es un soplo de aire fresco que la acción trasncurra en Bilbao y no en las más habituales Madrid o Barcelona. En su primera película, Borja Cobeaga nos dice que hay que tomarlo muy en serio. Su guión, junto a Diego San José, fue premiado en Málaga como mejor guión novel y además la película obtuvo el Premio de la Crítica. Ni la presencia de Kity Manver y Oscar Ladoire hace que dejemos de verla: incluso diría que están bien aunque forman parte de una comedia española de los 80 que, salvo excepciones, fue una ruina sobrevalorada.

Qué es un pagagantas, por Borja Cobeaga.



Tres idiotas y una bruja
No sabía cómo le sentaría el tiempo a Tres idiotas y una bruja (Saving Silverman, 2001). Durante unos años intenté convencer a mis amigos que se trataba de la mejor película de la serie que siguió a American Pie y compañía (no por nada aquí sale Jason Biggs): sigue siendo excelente. Los tres actores, el citado Biggs, Jason Black y Steve Zahn, crean tres imbéciles creibles sometidos a los dictados de la bruja Amanda Peet. Sus réplicas son de una estupidez brillante al igual que algunas ideas como la aparición de Neil Diamond, el personaje del gay que no sabe que lo es o la relación sadomasoquista que se establece entre Zahn y Peet. Muy recomendable.

Pagafantas: 7/10
Tres idiotas y una bruja: 8/10
Votar esta anotación en Bitácoras.com

3 comentarios:

kuro&kitaku dijo...

Pues tendré en cuenta el "Pagafantas" y mira, que n opuedo con la absoluta mayoría de cine español.

Me apunto "Tres idiotas y una bruja", no la conozco.

Saludos colega

Jaime Parra dijo...

Hola David. Tres idiotas y una bruja seguro que no te gusta. Ya sabes que yo me trago mucha basura norteamericana. Pero el Pagafantas sí tiene interés.

kuro&kitaku dijo...

Hola Jaime, lo tendré en cuenta entonces. Tu y tu cine norteamericano, ainsssssssssss!!!.

Saludos!!