jueves, 31 de marzo de 2011

No end in sight, la anterior del director de Inside Job


El documentalista de Inside Job, Charles Ferguson, no hacer arte sino periodismo de investigación. Progresista, crítico con el poder, sin cargar con el narcisimos y la demagogia de Michael Moore, su documental de 2007 sobre Iraq, No end in sight (2007), da pereza en 2011.
Por fortuna, apenas le presta atención a las mentiras de la guerra, la propia guerra o las torturas; sino a la formación de la OHRA y su sustitución por la CPA.
Cómo al frente de la primera estaba una persona (con buena fe) pero que anteriormente se había encargado de labores humanitarias y de reconstrucción para veinte mil personas y ahroa debía encargarse de Iraq (EEUU preparó durante dos años antes de la invasión, las decisiones sobre Alemania tras la caída de Hitler; la OHRA tuvo sesenta días). Voluntariosos pero insignificantes: pidieron que se protegieran veinte edificios de los saqueos (entre ellos el Museo Arqueológico y la Biblioteca Nacional) y no quedó ninguno; pidieron que Estados Unidos decretara la Ley Marcial y tampoco le hicieron caso; advirtieron que para pacificar un país se necesitaba más soldados que para derrotarlos y tampoco; apenas uno o dos hablaba árabe... Un desastre, pero fueron sustituidos por la CPA, aún peor: Rumsfeld, Bremer, Slocombe tomaron la decisión de expulsar a los funcionarios y licenciar al ejército sin consultarles. El Ejército sería el equivalente a cinco millones de soldados en Estados Unidos: todos entrenados, armados y sin trabajo: aquí empieza la auténtica guerra (aunque los mercenarios jugaban con los iraquíes antes al tiro al blanco), con la voladura de la sede de ONU y el asesinato de Vieira de Mello que se había negado a que el edificio estuviera en la Zona Verde...
Muy bueno, porque huye del tópico y porque nos plantea qué hacer en Libia. No si la guerra de Iraq y la de Libia son lo mismo, sino qué hacer una vez que se expulse a Gadafi; en el caso de Iraq por los testimonios los ciudadanos en su mayoria hubieran preferido una intervención mayor: pero los norteamericanos se limitaron a mirar mientras no los atacaran.

PD. El mayor ejemplo de estupidez: un periodista se encontró a un chaval al que daba clase en la Universidad al que habían encargado que organizara el tráfico en Bagdag. Imagínense como salió eso.
PD2. Un profesor universitario señala sobre el desastre: "No sé qué estaría fumando Bush y CIA pero tenía que ser buena mierda".
PD3. El documental termina con un soldado norteamericano herido que pregunta impotente: ¿Me estás diciendo que Estados Unidos no podemos hacer mejor las cosas?

Votar esta anotación en Bitácoras.com

2 comentarios:

kuro dijo...

Se me ha bajado en un plis. Voy a ver ésta e "Inside job", una detrás de la otra.

Saludos y ya te cuento Jaime.

Jaime Parra dijo...

Disfruta