miércoles, 30 de marzo de 2011

James Stewart en Cehegín


James Stewart, en la piel de un político honrado, tomaba la palabra en el Senado de los Estados Unidos y, con un discurso maratoniano, impedía la votación de una ley presentada por políticos corruptos. La película se llamaba Caballero sin espada (Frank Capra, 1939) y el bueno de Jimmy leía incluso la Constitución (creo recordar).

En la segunda temporada de El ala oeste de la Casa Blanca (del oscarizado guionista Aaron Sorkin) el senador Stackhouse detiene otra votación por el procedimiento de recitar desde recetas de cocina hasta Charles Dickens… El senador ya es anciano y los asesores del presidente Bartlet descubren que la enmienda que pretende le aprueban tiene que ver con una enfermedad que afecta a su nieto. Con el temor de que Stackhouse desfallezca en la Cámara Alta, Bartlet convence a otros senadores con nietos para que tomen la palabra (un Senador la puede ceder, pero no recuperarla luego si el otro no quiere).

Esta práctica en el Senado estadounidense, que se conoce como filibusterismo u obstruccionismo parlamentario, parece que se aprobó para evitar abusos de la mayoría pero desde hace tiempo se habla de una reforma para limitarla (el propio Obama nada más tomar posesión del cargo).

En Cehegín, en el último pleno, se vivió un caso de filibusterismo a la española porque aquí no hay un James Stewart que hable por las minorías. Simplemente existe una hora aprobada para la finalización de los plenos, y el Equipo de gobierno se encargó de alargar tanto los otros puntos que se impidió llegar al que interesaba al PSOE (por electoralismo, si les parece bien) y no al PP, es decir, la rebaja del sueldo del alcalde, José Soria, y de los concejales de la Corporación municipal.

El Grupo Municipal Socialista ha exigido un pleno extraordinario (tiene derecho a pedirlo, ya que tiene los votos necesarios) con la particularidad de que, como el Equipo de gobierno puede elegir fecha en los dos próximos meses, el secretario general del PSOE, José Rafael Rocamora, teme que se celebra tras las elecciones municipales, cuando poco o ningún sentido tendría. Algo parecido a lo que ocurrirá con el “caso Contador”, donde el TAS apurará los cuatro meses de plazo para impedirle participar en el Tour.

La práctica de alargar los plenos, de puntearlos de mociones intrascendentes, de jamás llegar a Ruegos y Preguntas se repite en todos los municipios de la comarca del Noroeste, con lo cual se puede llegar al absurdo de responder a una pregunta sobre el estado de una piscina en el mes de noviembre.

Lástima que no tengamos un Berlanga que hurgue en nuestras idiosincrasias (vamos a utilizar esta palabra que no significa nada); algo hizo en Todos a la cárcel (1993), su peor película con diferencia.

PD. En la primeras temporadas de El Ala Oeste de la Casa Blanca aparecía Rob Lowe. Lo digo para quien viera el último capítulo de Modern Family y quiera saber cómo le trata la vida.

Votar esta anotación en Bitácoras.com

3 comentarios:

Mi menda lerenda dijo...

Las mayorías a la búlgara que obtiene el PP en Murcia en general y en Cehegín en particular darían para un estudio sociológico apasionante. Esas mayorías son de hecho un cheque en blanco, y los peperos lo saben, así que actúan en consecuencia. Por eso en Cehegín se lo llevan crudo y no dan explicaciones a nadie. Es evidente que a José Soria el tema de los sueldos (¡¡¡cuatro liberados, oiga, cuatro!!!)le quema y le incomoda. Cuando la oposición le achucha con ese espantajo no sabe qué decir, balbucea, se amorisca y zanja el tema de manera ridículamente autoritaria. Entiendo que se avergüence, porque él utilizó los sueldos de Pedro Abellán y la anterior corporación socialista (más modestos y con menos liberados que los suyos ahora)como ariete para entrar en el Ayuntamiento: demagogia de la peor especie. Bien pensado, a mí también me daría vergüenza, claro que para que algo te dé vergüenza antes hay que tener de eso. ¡Ah!, y lo de un concejal de festejos (sí,sí, de festejos, han leído bien, con casi dos mil parados en Cehegín) ganando cuarenta y tantos mil euros al año (más dietas y trinques varios) es para nota.

Mi menda lerenda dijo...

Por cierto, Jaime, me encantaría saber su opinión acerca de un ilustre blogger caravaqueño que a buen seguro usted conocerá: el excelentísimo Javier Orrico, azote inmisericorde de ZP, espada flamígera y justiciera contra giliprogres y nazionalistas de las más variadas especies, reserva espiritual de la enseñanza única y verdadera, defensor infatigable de todas las esencias patrias que este gobierno de rojetes incompetentes y bolcheviques está poniendo en peligro. ¿Será Javier Orrico una especie de Quijote loco y desaforado, idealista y justiciero, liberal por supuesto, que se bate en fiera y desigual batalla contra los enemigos todos de esta Zetapaña pervertida y perversa? Ardo en deseos de saber su opinión al respecto, Jaime, aunque quizá no sea elegante entre bomberos (léase entre bloggers) eso de pisarse la manguera.

Jaime Parra dijo...

Mi menda lerenda, no había leído el blog de Javier Orrico (aunque ahora lo pondré en favoritos); sí en prensa.
Dan ganas de votar a Zapatero: él les da la droga dura a ciertos opinadores y no creo que se les pase con metadona. Parafraseando a otro, podrán decir que contra Zapatero se luchaba o vivía mejor. Pero no solo es la derecha ultra, todavía hay izquierda que continúa con Aznar como si gobernara. La droga de la ideología, qué mala es. Y lo fácil que nos resulta escupir veneno en un blog (a mí también).
Un saludo